Empleado con problemas con las drogas

ESTABA DROGADO: Evaluación Legal de Accidentes, Consumo de Drogas y Despido Disciplinario

El escenario de un accidente de tráfico en el camino al trabajo, donde el trabajador da positivo en un control de drogas, plantea cuestiones cruciales sobre la calificación del accidente, el consumo de sustancias y las implicaciones legales para el empleador. Analicemos detenidamente estas situaciones desde el punto de vista legal.

ACCIDENTE DE TRABAJO: Presunción y Consideraciones ‘In Itinere’

Presunción de Origen Profesional

La legislación establece que cualquier lesión sufrida por un trabajador durante su jornada y en el lugar de trabajo se presume como de origen profesional. Aunque esta presunción admite prueba en contrario, inicialmente se calificará el accidente como de trabajo.

‘In Itinere’: El Trayecto al Trabajo y Regreso

También se considera accidente de trabajo aquel que sufre el trabajador al ir o regresar del lugar de trabajo, incluso si no está prestando servicios ni se encuentra en el centro de trabajo. Esto amplía la cobertura a los trayectos entre el hogar y el trabajo.

CONSUMO DE DROGAS: Imprudencia Temeraria y Excepciones

Accidente de Tráfico y Consumo de Drogas

En el contexto de un accidente de tráfico de un empleado camino al trabajo, parece que, según la legislación, debería considerarse como un accidente de trabajo, incluso si hay consumo de drogas. Sin embargo, los tribunales pueden excluir esta calificación si se demuestra imprudencia temeraria por parte del trabajador.

Evaluación del Riesgo Innecesario

La falta de signos evidentes de intoxicación no excluye la consideración de imprudencia temeraria. El consumo de drogas, aunque no afecte directamente al rendimiento laboral, puede crear un riesgo innecesario, lo que permite negar el origen profesional de la lesión.

Recargo de Prestaciones y Responsabilidad Empresarial

Si las lesiones derivadas del accidente de trabajo son consecuencia del incumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales por parte de la empresa, las prestaciones pueden incrementarse entre un 30% y un 50%. Sin embargo, en casos de imprudencia temeraria por consumo de drogas, la empresa no incurre en responsabilidad, y se puede impugnar cualquier solicitud de recargo por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

DESPIDO DISCIPLINARIO: Embriaguez Habitual y Repercusión en el Trabajo

Incumplimiento Contractual y Despido Disciplinario

La ley contempla el despido disciplinario si la embriaguez habitual o la toxicomanía afectan negativamente al trabajo. En este contexto:

  • El comportamiento debe ser habitual para justificar el despido.
  • Si el consumo es esporádico, se recomienda aplicar sanciones menores, como suspensiones de empleo y sueldo.
  • La repercusión negativa en el trabajo se evalúa por una disminución en el rendimiento o ejecución defectuosa de tareas.

Evaluación Casuística

Un olor a drogas en el lugar de trabajo sin afectar el rendimiento no justifica un despido, pero la inconsistencia se presenta si el trabajador tiene un accidente bajo la influencia de drogas durante el horario y lugar de trabajo.

El marco legal y las circunstancias específicas determinarán la calificación del accidente, las acciones legales y las implicaciones para el empleador. Es esencial comprender las excepciones, evaluar la proporcionalidad y actuar conforme a la normativa laboral vigente.

Índice de Contenidos

Rellena el formulario y atenderemos tu consulta.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles). 

Rellena el formulario y nos ponemos manos a la obra.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles).