Perro con collar isabelino

Permisos para Cuidar de Mascotas Enfermas: Realidad Legal y Recomendaciones

En el escenario laboral, surge una situación común: un trabajador solicita un permiso retribuido para cuidar de su mascota enferma y llevarla al veterinario. A pesar de los rumores sobre nuevos derechos derivados de la reciente ley de protección animal, es crucial entender la realidad legal y las acciones adecuadas para manejar este escenario.

La Realidad Legal: Sin Cambios en el Estatuto de los Trabajadores

A pesar de la entrada en vigor de la Ley de protección de los derechos y el bienestar de los animales, que destaca la responsabilidad asociada a la tenencia de animales de compañía, el régimen de licencias y permisos establecido en el Estatuto de los Trabajadores no ha sufrido modificaciones. Esto significa que los permisos retribuidos solo se conceden para situaciones específicas establecidas por la ley y el convenio colectivo.

Revisión del Convenio Colectivo

Ante la solicitud de un empleado de un permiso retribuido para cuidar de su mascota enferma, es importante informarle que no existe tal derecho. No obstante, se recomienda revisar el convenio colectivo, ya que algunos podrían contener disposiciones específicas sobre este tema. Es fundamental aclarar que los permisos retribuidos solo se otorgan para casos establecidos legalmente, como enfermedades graves, hospitalizaciones o intervenciones quirúrgicas en familiares.

Flexibilidad y Recuperación de Horas

Si se desea ser flexible en esta situación, permita la ausencia del empleado, pero asegúrese de dejar claro que deberá recuperar las horas no trabajadas en otro momento. En caso de no recuperarlas, la empresa tiene el derecho de descontar el salario equivalente a ese tiempo no trabajado. Este descuento salarial no constituye una multa económica, sino una deducción proporcional al tiempo no trabajado.

Sanciones Disciplinarias: Ausencias no Justificadas

Es importante tener en cuenta que las ausencias no justificadas pueden resultar en sanciones disciplinarias. Si el empleado se ausenta sin autorización, incluso alegando la visita al veterinario, se pueden aplicar medidas disciplinarias. En estos casos, se aconseja:

  1. Consultar el Convenio: Verificar qué tipo de sanción disciplinaria está permitida por el convenio colectivo en caso de ausencia no justificada.
  2. Actuar Gradualmente: Aplicar una amonestación por escrito en caso de una falta leve y, en caso de reincidencia, considerar sanciones más severas como la suspensión de empleo y sueldo.

Es Mejor No Despedir de Forma Precipitada

En situaciones de ausencia por cuidado de mascotas, es fundamental evitar un despido inmediato por una falta única. La proporcionalidad en las sanciones es esencial, y despedir por una única ausencia puede considerarse desproporcionado. La aplicación de sanciones graduales es una medida más equitativa y ajustada a la normativa laboral.

No existen permisos retribuidos específicos para cuidar de mascotas enfermas o llevarlas al veterinario. Ante estas circunstancias, la recuperación de horas o el descuento salarial proporcional son las opciones disponibles para la empresa.

Índice de Contenidos

Rellena el formulario y atenderemos tu consulta.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles). 

Rellena el formulario y nos ponemos manos a la obra.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles).