Padres esperando un hijo

Reclamaciones del Complemento de Maternidad y su Impacto en el IRPF

Muchos padres que se jubilaron a partir de 2016 han alzado su voz para reclamar el derecho al Complemento de Maternidad, inicialmente concebido exclusivamente para las madres. Sin embargo, surge una pregunta crucial: ¿cómo afectará este reclamo a su Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)?

Complemento Discriminatorio y sus Beneficiarios

Este complemento, destinado a trabajadoras que recibieron una pensión contributiva de jubilación, viudedad o incapacidad permanente entre el 1 de enero de 2016 y el 3 de febrero de 2021, concede un beneficio adicional según el número de hijos. Es del 5% para dos hijos, 10% para tres y un sustancial 15% para cuatro o más. Por ejemplo, una mujer con tres hijos y una pensión de 1,500 euros tiene derecho a un complemento de 225 euros anuales, representando un incremento significativo de 3,150 euros anuales.

Sin embargo, en 2019, el Tribunal Europeo dictaminó que era discriminatorio que los hombres no tuvieran derecho a este complemento. Esto llevó a un cambio legislativo: para aquellos trabajadores cuya pensión se reconoció a partir del 4 de febrero de 2021, el Complemento de Maternidad fue reemplazado por el Complemento para Reducir la Brecha de Género, también dependiente del número de hijos y accesible para padres que demuestren ser los más perjudicados en su carrera laboral por el nacimiento de sus hijos.

Reclamaciones y Atrasos

La sentencia del Tribunal Europeo y otras del Tribunal Supremo han abierto la puerta para que los padres reconocidos entre el 1 de enero de 2016 y el 3 de febrero de 2021 soliciten el Complemento de Maternidad y los atrasos correspondientes. Esto incluye el abono de los atrasos no cobrados desde que se reconoció el derecho a la pensión, dentro de los plazos de prescripción de la norma laboral.

Tributación en IRPF

Para aquellos en esta situación o que conozcan a alguien en ella, la pregunta inevitable es: ¿cómo deben declararse las cantidades atrasadas en el IRPF?

Tributación de los Atrasos con Sentencia Judicial

Si la Seguridad Social se opuso inicialmente al pago pero se ve obligada a hacerlo tras una sentencia judicial:

  • Los atrasos deben declararse en su totalidad en la declaración de IRPF del ejercicio en que dicha sentencia adquiera firmeza.
  • Dado que lo normal será que los atrasos se hayan generado en más de dos años, al computarlos en el IRPF será aplicable una reducción del 30% sobre su cuantía.
  • Estos padres podrán computar los honorarios de abogados como «gastos de defensa jurídica por litigios con empleadores,» con un límite de 300 euros anuales, reduciendo así los rendimientos netos del trabajo declarados en el IRPF.

Tributación de los Atrasos sin Sentencia Judicial

Por el contrario, si la Seguridad Social satisface el complemento pendiente sin necesidad de sentencia judicial:

  • Los atrasos deben incluirse en el IRPF de los ejercicios en los que fueron exigibles y que todavía no hayan prescrito, mediante la presentación de declaraciones complementarias, sin recargos ni intereses.
  • ¡Atención! En estos casos, la reducción del 30% no es aplicable.

La tributación de estos atrasos dependerá de la vía a través de la cual se recupere el complemento. Si el cobro viene determinado por una sentencia judicial, los atrasos deben declararse por su totalidad en el IRPF del año de su firmeza. Si es la Seguridad Social la que los satisface sin juicio, deben presentarse complementarias.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones, entra aquí y rellena el formulario.

Índice de Contenidos

Rellena el formulario y atenderemos tu consulta.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles). 

Rellena el formulario y nos ponemos manos a la obra.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles).