imagen de cartel de cerrado por vacaciones

Gestionar las Vacaciones en Navidad ¿Qué pasa con los empleados más nuevos?

En el marco de las festividades navideñas, las empresas suelen cerrar temporalmente, permitiendo a los empleados disfrutar de merecidos días de descanso. Sin embargo, surge un dilema cuando un nuevo empleado no ha acumulado suficientes días de vacaciones para este periodo. En este artículo, exploraremos estrategias efectivas para gestionar las vacaciones de aquellos empleados que aún no han devengado suficientes días de descanso.

Alternativa 1: Suspensión del Contrato

¿En qué consiste? La suspensión del contrato emerge como una alternativa viable. Si un empleado, contratado recientemente, no ha acumulado los días necesarios, se puede pactar una suspensión durante el período de cierre de la empresa.

Ventajas:

  • Mutuo Acuerdo: La suspensión se realiza por acuerdo entre la empresa y el trabajador, sin necesidad de antigüedad o duración mínima.
  • No Obligación de Retribución: Durante la suspensión, el empleado no presta servicios y la empresa no tiene la obligación de retribuir ni cotizar por él.

Ejemplo Práctico: Supongamos que un empleado, al ser contratado el 7 de diciembre, solo ha devengado dos días de vacaciones al final del año. Si la empresa cierra del 26 al 30 de diciembre (consumiendo cinco días de vacaciones), se puede pactar una suspensión de tres días, la diferencia entre los días de vacaciones consumidos y los días devengados.

Alternativa 2: Bolsa de Horas

¿En qué consiste? Otra opción es permitir al empleado disfrutar de los días de descanso, abonar la mensualidad completa y acordar la recuperación de las horas no trabajadas en el futuro.

Ventajas:

  • Flexibilidad: Permite al empleado disfrutar de los días de descanso adicionales.
  • Recuperación Posterior: Las horas no trabajadas se recuperan en un periodo posterior.

Ejemplo Práctico: Imaginemos que un empleado disfruta de tres días adicionales de vacaciones. Se puede acordar que estas 24 horas no trabajadas se recuperen durante el año siguiente.

Gestionar las vacaciones de empleados recién contratados durante el cierre navideño puede ser un desafío, pero con las estrategias adecuadas, se puede lograr de manera eficiente y justa. Ya sea mediante la suspensión del contrato o la implementación de una bolsa de horas, las empresas tienen opciones para garantizar un equilibrio entre las necesidades del negocio y el bienestar de sus empleados.

Hay que tener presente que cada empresa es única, por lo que es fundamental adaptar estas estrategias a la cultura y políticas internas. La flexibilidad y el diálogo son clave para encontrar la solución más adecuada para ambas partes.

Si te encuentras en esta situación y necesitas que te ayudemos a resolver el asunto, ponte en contacto con nosotros

Índice de Contenidos

Rellena el formulario y atenderemos tu consulta.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles). 

Rellena el formulario y nos ponemos manos a la obra.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles).