trabajador firmando papeles

Nuevos permisos para los despidos nulos

En el siempre cambiante panorama de las leyes laborales, es fundamental que tanto los empleadores como los empleados estén bien informados sobre las complejidades de los despidos, especialmente a la hora de determinar su validez. En este artículo, arrojaremos luz sobre las circunstancias ampliadas bajo las cuales un despido puede considerarse nulo e inválido, enfatizando la importancia de seguir los procedimientos legalmente establecidos.

Despidos Nulos: Escenarios Tradicionales

Tradicionalmente, los despidos se clasifican como nulos en los siguientes casos:

1. Maternidad y Paternidad

Cuando se trata de proteger los derechos de empleadas embarazadas y padres primerizos, la ley es muy clara. Despedir a una empleada embarazada, despedir a un trabajador durante su licencia por maternidad o paternidad (o durante situaciones relacionadas, como la lactancia), o al reincorporarse después de esta licencia (si no han transcurrido más de 12 meses desde el nacimiento del hijo), o terminar la relación laboral de un trabajador en reducción de jornada o en excedencia por cuidado de hijos o familiares son todos motivos para anular un despido.

2. Discriminación

La discriminación por motivos de origen, religión o enfermedad, o la violación de derechos fundamentales como el derecho a la intimidad, puede llevar a la anulación de un despido. Estos son principios rigurosos establecidos para garantizar la equidad en el lugar de trabajo.

3. Violencia de Género

En los casos en que una empleada, especialmente una víctima de violencia de género o acoso sexual, ejerce sus derechos legales, como solicitar un cambio en la ubicación de su lugar de trabajo, cualquier despido subsiguiente puede ser anulado. Este salvaguardia legal es crucial para la protección de empleados vulnerables.

4. Falta de Causa Válida

En situaciones en las que un empleador no puede demostrar que existe una causa real y distinta que justifique el despido, se presume que dicho despido se deriva de la situación en la que se encuentra el afectado, y se declara nulo. Esto conlleva la obligación de reincorporación y el pago de los salarios de trámite. ¡Atención! Esto no es aplicable al resto de los trabajadores: si no existe una causa que justifique el despido, se considera improcedente, y es la empresa la que puede optar por readmitir al trabajador o pagar una indemnización.

Nuevos Permisos

Desde el 30 de junio de 2023, se han introducido nuevos supuestos que determinan la nulidad de un despido. A partir de esa fecha, los trabajadores que necesiten cuidar a un hijo o menor acogido (por un período mínimo de un año) disponen de un permiso parental, con una duración máxima de ocho semanas, que pueden fraccionarse. Es importante tener en cuenta que este permiso no es retribuido, lo que significa que no es necesario cotizar ni pagar salarios durante ese período; en cambio, se considera una causa de suspensión del contrato de trabajo, lo que implica que durante esas ocho semanas se suspenden tanto las obligaciones de trabajar por parte del empleado como las de remunerar el trabajo por parte del empleador.

Enfermedad

Un trabajador tiene derecho a un permiso retribuido de cinco días (anteriormente eran dos) en caso de accidente, enfermedad grave, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que requiera reposo domiciliario para parientes de hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad, incluyendo la pareja de hecho o convivientes. ¡Atención! Además, existe un nuevo permiso para los trabajadores que tengan familiares que requieran su acompañamiento urgente.

Adaptación de Jornada

Un trabajador puede solicitar una adaptación de su jornada laboral para cuidar de un hijo menor o de un familiar a su cargo. Esto puede implicar la distribución de su horario de trabajo de manera diferente, cambio de turno, jornada intensiva, teletrabajo y otras medidas. Es importante destacar que esta solicitud debe ser razonable y proporcional a las necesidades del trabajador y de la empresa.

Consecuencias

Si un trabajador se encuentra en cualquiera de estas situaciones y es despedido sin causa o sin seguir los procedimientos legales establecidos, el juez calificará el despido como nulo, y el empleador deberá readmitir al trabajador y abonar los salarios que este dejó de percibir. Además, el trabajador tendrá derecho a disfrutar de las vacaciones devengadas durante el período entre el despido y su readmisión.

Los nuevos permisos relacionados con el cuidado de hijos y familiares también están protegidos en caso de despido. Si un despido se declara nulo, el empleador deberá reincorporar al trabajador y pagarle los salarios de trámite.

Nos enfrentamos a casos así todos los días, si necesitas ayuda, ponte en contacto con nosotros aquí

Índice de Contenidos

Rellena el formulario y atenderemos tu consulta.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles). 

Rellena el formulario y nos ponemos manos a la obra.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles).