trabajador firmando papeles

Reconocimiento de Antigüedad en Caso de Subrogación Laboral y Sucesión Empresarial

Cuando una empresa principal subcontrata un servicio a otra empresa, o cuando se produce un cambio de titularidad de una empresa, hay que determinar si los trabajadores de la empresa anterior mantienen sus derechos laborales, incluyendo su antigüedad. Este aspecto, conocido como subrogación laboral, tiene importantes implicaciones legales que tanto empleadores como trabajadores deben comprender.

Subrogación Convencional y sus Efectos

Algunos convenios colectivos, como los relacionados con la seguridad o la limpieza, establecen la subrogación convencional, donde la empresa entrante debe integrar a su plantilla a los trabajadores de la empresa saliente en caso de sustitución total o parcial. En estos casos, el convenio establece los efectos del cambio de empleador, como salarios, condiciones económicas, derechos adquiridos, vacaciones pendientes y antigüedad.

Mantenimiento de Derechos en Caso de Cambio de Titularidad

Cuando se produce un cambio de titularidad de una empresa o de un centro de trabajo, la relación laboral no se extingue, aunque cambie el empleador. Para que exista sucesión empresarial, no es necesario transmitir la totalidad del negocio, sino que basta con que la transmisión afecte a una entidad económica que mantenga su identidad.

Conservación de la Antigüedad

Tanto en los casos de subrogación convencional como en los de sucesión empresarial, los tribunales han establecido que el personal subrogado conserva su antigüedad acumulada en la empresa anterior en el momento de la subrogación. Esto significa que no se considera como personal de nuevo ingreso en la nueva empresa, sino que se le reconoce la antigüedad adquirida.

Prácticas Fraudulentas y Consecuencias Legales

Algunas empresas, para evitar el reconocimiento de la antigüedad y el pago de indemnizaciones, recurren a prácticas fraudulentas, como la firma de acuerdos individuales con los trabajadores para que renuncien a su antigüedad antes del cambio de empleador. Los tribunales han declarado que estas prácticas constituyen un despido encubierto y pueden ser consideradas como un despido improcedente.

En caso de que un trabajador afectado por estas prácticas interponga una demanda, la nueva empresa podría ser obligada a readmitirlo con reconocimiento de su antigüedad original o a pagar una indemnización correspondiente. Además, estas extinciones fraudulentas pueden computar para determinar si se supera el umbral que obliga a realizar un despido colectivo.

Índice de Contenidos

Rellena el formulario y atenderemos tu consulta.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles). 

Rellena el formulario y nos ponemos manos a la obra.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles).