Negociación

Responsabilidad Tributaria del Administrador de una Sociedad

Como administrador, hay que actuar con diligencia en el cumplimiento de las obligaciones tributarias de la empresa que representa. De lo contrario, podría enfrentarse a responsabilidad solidaria o subsidiaria en caso de que la empresa cometa alguna infracción fiscal. Hay mucha confusión en cuanto a la responsabilidad que tienes como administrador. En este artículo te lo contamos.

Tipos de Responsabilidad

Solidaria

En la responsabilidad solidaria, Hacienda puede dirigirse directamente contra el administrador en cualquier momento, sin necesidad de agotar las vías de cobro contra la empresa ni demostrar su insolvencia previa. Para establecer esta responsabilidad, Hacienda debe probar que el administrador actuó con intencionalidad dolosa equiparable a la exigida en el ámbito penal.

Subsidiaria

Por otro lado, en la responsabilidad subsidiaria, Hacienda solo puede reclamar al administrador después de demostrar la insolvencia de la empresa y de los posibles responsables solidarios. Basta con que el administrador haya actuado de forma negligente para que se le considere responsable subsidiario.

Responsabilidad Solidaria: Causantes

El administrador puede ser declarado responsable solidario si ha participado activa y directamente en la comisión de una infracción tributaria imputable a la empresa. Esto incluye colaborar o ser el causante de la infracción, como participar en una trama para evadir impuestos, vaciar el patrimonio de la empresa después de cometer una infracción o no declarar ganancias obtenidas.

Responsabilidad Subsidiaria: Sin Responsabilidad Directa

Si la empresa comete una infracción tributaria y el administrador no ha sido el causante directo, su responsabilidad será subsidiaria. Esto puede ocurrir si el administrador no ha cumplido con sus obligaciones tributarias, ha consentido el incumplimiento por parte de otros o ha adoptado acuerdos que posibiliten las infracciones.

Consideraciones Importantes

  • La responsabilidad subsidiaria recae en el administrador que ocupaba el cargo al momento de cometerse la infracción.
  • El procedimiento contra el administrador solo puede iniciarse después de agotar todas las vías de cobro contra la empresa.
  • La declaración de «fallida» por parte de Hacienda no requiere que la empresa esté en concurso de acreedores, sino que haya una actuación razonable que demuestre la ausencia de bienes realizables.

Índice de Contenidos

Rellena el formulario y atenderemos tu consulta.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles). 

Rellena el formulario y nos ponemos manos a la obra.

Nos pondremos en contacto contigo en menos de 24 horas (días hábiles).